Excedencia laboral: Guía completa

Qué es una excedencia laboral

Mediante este artículo trataremos de ofrecer al lector/a una breve descripción de los tipos de excedencias laborales, sus principales características, requisitos y efectos legales que conlleva para las personas trabajadoras.

¿Qué es la excedencia laboral y cuándo se aplica?

Como norma general, la excedencia laboral supone una suspensión del contrato de trabajo cuyo principal efecto es que la persona trabajadora queda exonerada de prestar servicios para la empresa, de la misma forma que la empleadora deja de tener la obligación de pagar el salario de la persona trabajadora en excedencia. En función de los motivos que justifiquen dicha solicitud, la excedencia laboral tendrá un tratamiento diferente e implicará determinados efectos jurídicos.

Se aplica y despliega sus primeros efectos legales desde el momento en el que la persona trabajadora pone en conocimiento de la empresa su voluntad de solicitar una excedencia laboral.

Tipos de excedencia laboral

Seguidamente, procedemos a exponer los tipos de excedencias laborales más habituales, sin perjuicio de que puedan existir otras excedencias más específicas reguladas en convenio colectivo y/o acuerdos de empresa. Por ello, antes de realizar tu solicitud de excedencia, es conveniente que contactes con asesores expertos en materia laboral que estudien tu situación y te puedan aconsejar sobre el tipo de excedencia laboral que más te conviene solicitar a la empresa.

Excedencia forzosa por ejercicio de cargo público o cargo sindical

Es aquella excedencia laboral que la persona trabajadora solicita para desempeñar otras funciones laborales de carácter público fuera del ámbito de su empresa. Se denomina forzosa porque, ante la imposibilidad de asistencia al trabajo, ambas partes del contrato laboral (empresa y persona trabajadora) quedan obligadas a su formalización y cumplimiento. La característica principal es que tienen derecho a reserva de puesto de trabajo y al cómputo de la antigüedad durante su vigencia.

 

Existen dos motivos por los que se puede solicitar este tipo de excedencia:

  • Para desempeñar un cargo público.

El Ministerio de Función Pública señala a este respecto que el cargo público es “el cargo político temporal o amovible al que se accede por elección, por designación o por nombramiento de la autoridad competente y que conlleva el ejercicio o participación cualificada en las labores de gobierno o decisión política. En ningún caso podrá entenderse incluido en este apartado el desempeño de cargos de carácter permanente”, es decir, ha de tratarse de un puesto en el que se desempeñe una actividad política, no puramente burocrática. Quedan fuera del concepto, en consecuencia, las relaciones funcionariales. Por la misma razón, han de excluirse los cargos que impliquen una relación de empleo laboral con la Administración.

 

  • Para desempeñar un cargo electivo sindical.

Está previsto para aquellas personas que “ostenten cargos electivos a nivel provincial, autonómico o estatal, en las organizaciones sindicales más representativas” (art. 9.1 LOLS). Corresponde a la legalidad estatutaria de cada sindicato la que determina qué posiciones dentro del sindicato tienen la condición de “cargo electivo”.

Excedencia voluntaria

Corresponde a la excedencia laboral que por motivos personales, la persona trabajadora solicita por un interés personal o profesional. Es importante no confundirlas con las excedencias por cuidado de hijos o familiares, las cuales, serán objeto de estudio más adelante.

 

A diferencia de las excedencias forzosas o especiales, la excedencia voluntaria no conlleva necesariamente una reserva del puesto de trabajo, sino que únicamente, “la persona trabajadora en excedencia voluntaria conserva solo un derecho preferente al reingreso en las vacantes de igual o similar categoría a la suya que hubiera o se produjeran en la empresa” (art. 46.5 ET). Es decir, que si solicita la vuelta a su puesto de trabajo, la empresa no está obligada a readmitirle cuando su puesto de trabajo u otro de similar categoría o grupo profesional no se encuentra  disponible.

 

Para tener derecho a esta excedencia, la legislación laboral establece una serie de requisitos mínimos. A saber:

 

  • La persona trabajadora debe contar con al menos 1 año de antigüedad en la empresa.
  • La duración mínima de la excedencia deberá ser de 4 meses y la máxima de 5 años.
  • Este tipo de excedencia sólo podrá ser ejercitado otra vez por la misma persona trabajadora siempre y cuando hayan transcurrido al menos 4 años desde el final de la anterior excedencia voluntaria.

 

La excedencia voluntaria es el tipo de excedencia laboral que corresponde solicitar por estudios o cuando se acepta otra oferta de trabajo y no se quiere perder la opción de poder regresar al trabajo anterior. A este respecto, se deberá tener en cuenta los posibles pactos de no concurrencia o competencia desleal que veremos más adelante.

 

Son numerosas las dudas que pueden surgir cuando se solicitan este tipo de excedencias, como posibles incompatibilidades, cómputo de antigüedad en la empresa, etc. También son frecuentes las dudas interpretativas que aparecen cuando se solicita la reincorporación. Por todo ello, resulta imprescindible contar con el asesoramiento de abogados expertos en derecho laboral.

Excedencia por cuidado de hijos

El artículo 46.3 del ET señala que la duración no puede exceder de los tres años, y el motivo que se presume para solicitar esta excedencia es “para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de acogimiento, tanto permanente como preadoptivo, aunque éstos sean provisionales, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa”.

 

Algunas de las características más importantes de este tipo de excedencia son las siguientes:

 

  • Se puede disfrutar de forma fraccionada.
  • El tiempo que dure la excedencia (máximo 3 años) debe computarse a los efectos de antigüedad en la empresa
  • La persona trabajadora en situación de excedencia tiene derecho a ser convocado/a por la empresa para recibir cursos de formación profesional.
  • Tiene derecho a reserva de puesto durante el primer año, excedido dicho plazo, la reserva del puesto de trabajo quedará referida para un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente. Salvo cuando la persona trabajadora forme parte de una familia que tenga reconocida la condición de familia numerosa, la reserva de su puesto de trabajo se extenderá hasta un máximo de quince meses cuando se trate de una familia numerosa de categoría general, y hasta un máximo de dieciocho meses si se trata de categoría especial.

 

Generalmente, la excedencia para el cuidado de hijos suele solicitarse una vez finalizada la suspensión por nacimiento, pero nada impide que se haga en un momento posterior, siempre con el límite referenciado de los tres años de edad.

 

La excedencia constituye un derecho individual de las personas trabajadoras. No obstante, si dos o más trabajadores de la misma empresa generasen este derecho por el mismo sujeto causante, el empresario podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.

Excedencia por cuidado de familiares

La normativa laboral contempla también el derecho a la excedencia laboral para el cuidado del cónyuge o pareja de hecho, o de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad y por afinidad, incluido el familiar consanguíneo de la pareja de hecho, que por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad no pueda valerse por sí mismo, y no desempeñe actividad retribuida.

Se aplican los mismos derechos y obligaciones que para el cuidado de hijos a excepción de que para el cuidado de otros familiares, la excedencia tiene, como máximo, una duración de dos años, salvo que se establezca una duración mayor por negociación colectiva.

En la siguiente tabla, te mostramos un resumen de las características principales de cada uno de los tipos de excedencias que acabamos de ver.

 

Excedencia laboral: Guía completa

Proceso y requisitos de la excedencia laboral

Cómo solicitar una excedencia laboral​

La legislación laboral no contempla ningún requisito formal para solicitar una excedencia laboral. Sin embargo, la forma en la que redactes tu solicitud puede ser decisiva para evitar problemas posteriores con la empresa. Por ello, te recomendamos de nuevo que contactes con abogados expertos en materia laboral para que ellos estudien tu situación y te redacten una solicitud de excedencia conforme a tus necesidades.

Requisitos y condiciones para acceder a la excedencia

Los requisitos que debes reunir para que puedas tener acceso a una excedencia laboral dependerán de las razones que tengas para solicitarla. Es diferente una excedencia para el cuidado de un hijo que el cuidado de un familiar, como también lo es para ejercer un cargo público o para estudiar o trabajar en otra empresa.

Derechos y obligaciones durante la excedencia laboral

Derecho a la excedencia laboral y garantías

Dependiendo del tipo de excedencia, la normativa laboral reconoce ciertos derechos y obligaciones. Todo ello sin perjuicio de otras disposiciones legales o convencionales que las empresas y las personas trabajadoras puedan acordar.

Así, por ejemplo, la excedencia voluntaria exige tener al menos un año de antigüedad reconocida en la empresa para que puedas acceder a ella, y únicamente reconoce un derecho preferente al reingreso en las vacantes de igual o similar categoría a la suya que hubiera o se produjeran en la empresa. Sin embargo, la excedencia por cuidado de un menor no exige que tengas una determinada antigüedad en la empresa, será suficiente con acreditar que tienes un hijo de edad inferior a tres años y durante el primer año tienes reserva del puesto de trabajo.

Los abogados expertos en derecho laboral, te facilitarán toda la información que necesitas conocer para que puedas disfrutar de tu excedencia laboral conociendo tus derechos y garantías.

Excedencias y prestaciones por desempleo

Para poder cobrar la prestación por desempleo (el paro) debes de encontrarte “en situación legal de desempleo”. Esto quiere decir que tienes que haber perdido tu puesto de trabajo por razones ajenas a tu voluntad. Por lo tanto, si cuando pasas a situación de excedencia voluntaria en tu empresa y solicitas cobrar el desempleo no tendrás derecho a ello y tu petición será denegada al no encontrarte en situación legal de desempleo. Sin embargo, si estando en situación de excedencia voluntaria en la empresa “A” y trabajas para la empresa “B” y la empresa B finaliza tu contrato de trabajo por causas ajenas a tu voluntad, pueden darse dos situaciones para que puedas tener derecho a cobrar el desempleo:

 

  • Situación 1: Cuando la duración de la excedencia voluntaria no ha finalizado. En este caso, cobrarás la prestación hasta que finalice dicha excedencia. En ese momento la prestación se suspenderá, ya que debes solicitar tu reincorporación a la empresa y esperar su respuesta. Si la empresa manifiesta la imposibilidad de aceptar tu reincorporación por falta de vacante adecuada, o deniega la misma en ese momento pero admite el reingreso en una fecha futura, podrás continuar percibiendo la prestación por desempleo hasta la fecha de reincorporación a la empresa o hasta que la prestación finalice.

 

  • Situación 2: Cuando la duración de la excedencia voluntaria ya ha finalizado. En este caso, es obligatorio solicitar primero el reingreso en la empresa. Mientras la empresa no te responda, no es posible resolver la solicitud de prestación por desempleo, por no tener situación legal de desempleo. Si la empresa responde que en ese momento no te puedes reincorporar, ya tendrías situación legal de desempleo y se podría resolver tu solicitud de prestación.

Retorno al trabajo tras la excedencia laboral

Cómo Reincorporarse y el estado de la plaza.

La solicitud de reincorporación al puesto de trabajo suele ser un procedimiento que genera numerosas controversias, especialmente cuando se deniega la reincorporación o cuando se ofrece ocupar una vacante diferente al puesto de trabajo que se venía ocupando.

El Estatuto de los Trabajadores no establece requisitos formales ni plazo mínimo de anticipación para solicitar la reincorporación a la empresa. Únicamente que se tiene que realizar antes de que el periodo de excedencia haya finalizado. No obstante, te recomendamos que antes de trasladar tu petición de reincorporación contactes con abogados laboralistas que puedan asesorarte sobre cómo realizar correctamente este trámite y con las mayores garantías para ti.

Una vez realizada tu solicitud de reincorporación, la empresa dispondrá de las siguientes alternativas:

 

  1. Ofrecerte la vacante solicitada y la readmisión se materialice.
  2. Que la empresa responda negativamente a la reincorporación informándote que no hay una vacante de igual o similar categoría en el momento de la solicitud.
  3. Que la empresa no responda a la solicitud de reingreso.
  4. Que la empresa manifieste una negación rotunda a acceder a la petición de reingreso.

Ante la negativa empresarial a la petición de reingreso desde la situación de excedencia voluntaria quedan abiertas al trabajador dos vías, alternativas y no optativas, para impugnar tal decisión:

  1. El proceso de despido cuando la empresa manifiesta su voluntad inequívoca de extinguir la relación laboral.
  2. El proceso ordinario del reconocimiento del derecho a ocupar una vacante de igual o similar categoría, cuando la empresa contesta que no dispone de vacantes sin denegar el la persistencia de la relación de trabajo.

Mantenimiento de la antigüedad tras excedencia laboral

El cómputo de la antigüedad durante el tiempo que la persona trabajadora permanezca en situación de excedencia voluntaria se mantiene ante determinados supuestos.

  • Excedencia forzosa: se computa todo el tiempo como antigüedad.
  • Excedencia por cuidado de un menor o un familiar: se computa todo el tiempo como antigüedad.
  • Excedencia voluntaria: NO computa como antigüedad.

 

Modelos y documentación de la excedencia laboral

Modelo de solicitud y carta de excedencia laboral

Es importante recordar que las circunstancias personales y profesionales de cada persona son diferentes, por esto mismo cada excedencia atiende a un tipo de necesidades y motivaciones personales. Contar con un estudio previo por parte de abogados especializados en derecho laboral te aportará una mayor seguridad jurídica reduciendo el riesgo de conflictos laborales posteriores.

 

A título ilustrativo, te ofrecemos el siguiente modelo de carta que puedes utilizar para solicitar una excedencia voluntaria.

 

SOLICITUD EXCEDENCIA VOLUNTARIA

 

En ……., a … de ………. de 2024

 

[nombre de la empresa]

CIF: ……………………..

A la Att.: Dirección de Recursos Humanos

 

 

 

D/Dª [nombre de la persona trabajadora], provisto/a de DNI/NIE nº. [………], trabajador/a de la empresa cuyos datos figuran en el encabezamiento, con una antigüedad reconocida de …. de ………….. de …………, ocupando actualmente el puesto de [……………………], adscrito al Grupo Profesional …., Nivel ……, según el Convenio Colectivo de […………………………….], y con un salario bruto anual de [………………€].

 

Mediante el presente escrito, y reuniendo los requisitos formales recogidos en el artículo 46.2 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores,

 

 

SOLICITA

 

Mi paso a trabajador/a en situación de EXCEDENCIA VOLUNTARIA por un plazo de […………..], cuya efectividad comenzará el día […………….], siendo por tanto la fecha de finalización de esta el día [………….], en la que ejercitaré, previo aviso, mi derecho preferente al reingreso en la categoría profesional de [……………….] o similar dentro del Grupo Profesional [….] del Convenio.

 

Sin otro particular y a la espera de recibir respuesta, le ruego firme el presente escrito por duplicado a efectos de recibí y constancia.

 

Reciban un cordial saludo.

 

 

EL/LA TRABAJADOR/A:                                                         

D/Dª. ……………………………………..                                                                        

 

 

LA EMPRESA

D/Dª.: …………………………………..

Cómo aparece la excedencia en la vida laboral

En función del tipo de excedencia del que disfrutes, la empresa tramitará tu baja en Seguridad Social con diferentes claves. La excedencia voluntaria o forzosa utiliza la clave número 63, mientras que la excedencia por cuidado de un menor, utiliza la clave de baja número 68 de la Seguridad Social.

 

Casos especiales de excedencia laboral

Excedencia laboral para trabajar en otra empresa

Un motivo por el que se solicita la excedencia voluntaria suele ser para comenzar a trabajar en otra empresa, manteniendo abierta la posibilidad de retornar a la empresa de origen cuando tu experiencia laboral no ha sido satisfactoria. En este sentido, debemos recordar que la reincorporación siempre queda condicionada a la existencia de vacante y sólo conservas un derecho preferente al reingreso.

Además de esta advertencia, deberás también tener en cuenta que la excedencia voluntaria debe ser compatible con el deber básico de no concurrir con la actividad de la empresa que enuncia el apartado d) del art. 5º. del Estatuto de los Trabajadores (ET), ya que la excedencia voluntaria no implica una extinción del contrato laboral, sino su suspensión. El criterio jurisprudencial dominante entiende que únicamente podrá tratarse de concurrencia desleal la actividad de la persona trabajadora excedente encaminada a realizar tareas laborales de la misma naturaleza o rama de producción, siempre que la actividad de la persona trabajadora excedente probadamente cause un perjuicio real a la empresa.

Esto conlleva que consultes con abogados expertos en asesoramiento laboral para ver si puedes desarrollar otra actividad fuera de tu empresa que compita o concurra con ella.

 

Excedencia laboral mínima y situaciones especiales

Mientras que la excedencia por cuidado de un menor no tiene una duración mínima, sino que sólo limita su duración máxima hasta que el menor cumpla tres años, la excedencia voluntaria comporta una duración mínima de cuatro meses y máxima de 5 años. En cuanto a la excedencia forzosa por cargo público o sindical, dependerá del cargo público que se ocupe o de lo que indiquen los estatutos del sindicato correspondiente. Por otro lado, la excedencia por cuidado de un familiar tampoco tiene una duración mínima y la máxima la limita hasta dos años. Por último, determinados convenios colectivos o acuerdos de empresa establecen la posibilidad de solicitar prórrogas de una excedencia, para ello, hay que valorar cada situación.

Preguntas frecuentes sobre la excedencia laboral.

¿Se puede pedir excedencia estando de baja laboral?

Durante una baja laboral por incapacidad temporal (baja médica), tu contrato de trabajo permanece en suspenso, por lo tanto, puedes solicitar una excedencia laboral estando de baja, pero no entrará en vigor hasta que obtengas el alta médica.

¿Es remunerada la excedencia laboral?

Salvo que por convenio colectivo o acuerdos de empresa que establezcan mejoras, las excedencias laborales NO son remuneradas.

¿Se puede fraccionar la excedencia laboral?

Dependerá del tipo de excedencia que solicites. La regla general establece que la excedencia por cuidado de un menor o familiares se puede disfrutar de forma fraccionada, mientras que la excedencia voluntaria no.

¿Qué ocurre con el empleo al finalizar la excedencia laboral?

En el caso de la excedencia por cuidado de un menor o familiar, se mantiene reserva de puesto durante el primer año, por lo tanto, si la duración de tu excedencia es inferior a este tiempo, deberás reincorporarte a tu puesto de trabajo, si es superior a un año, deberás reincorporarte a la vacante similar que te ofrezca la empresa. Si no te reincorporar en el tiempo convenido, se entenderá que renuncias a tu puesto de trabajo y tu relación laboral con la empresa se dará por extinguida.

 

En el caso de una excedencia voluntaria, recordamos que no tienes derecho a reserva de puesto de trabajo y la empresa no te tiene que readmitir si no hay vacante. En todo caso, es importante que conozcas que deberás solicitar el reingreso antes de que tenga lugar la fecha de finalización de la excedencia, en caso de no hacerlo, habrás perdido el derecho expectante a poder ocupar una vacante de igual o similar categoría y tu relación laboral con la empresa se dará por extinguida.

 

Conclusiones

Las excedencias laborales, comprenden una casuística muy amplia que pretenden dar respuesta a las diferentes circunstancias y necesidades que acontecen a lo largo de la vida laboral de las personas. Consultar con abogados laboralistas expertos en la materia, te ayudará a tomar la decisión más acertada y acorde a tus intereses. Contar en todo momento con un buen asesoramiento te evitará problemas posteriores ahorrándote importantes costes.

Si quieres saber más sobre tu excedencia laboral, no dudes en consultarnos, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *